Recetas de la Flaca

Espacio para compartir mis recetas y pensamientos.

Desde la oscuridad soy prisionera de un trastorno alimenticio. Aquí comparto mi vía de escape y pasión: La cocina

Zapallitos Italianos rellenos (de amor?)

Escrito por recetasdelaflaca 22-01-2015 en Carnes. Comentarios (0)

 Creo que este es uno de esos platos que toda persona debería saber hacer porque es muy propio de la cotidianidad chilena. Claramente no lo pedirás como tu plato de fondo en un lujoso restaurant de 10000 estrellas, pero es parte de nuestra sociedad, según mi propio juicio. Además sales un poco de la rutina del arroz con carne y ¡metes un poco de verduras a tu dieta! Sobretodo para niños mañosos...


Ingredientes
  • 5 zapallitos italianos medianos
  • 250 gr de carne molida (o picada), puede ser de carnes rojas o pollo.
  • Un cebolla pequeña
  • 1 1/2 tazas de arroz blanco
  • Una tajada grande de pimentón rojo/verde/amarillo 
  • Una zanahoria
  • Queso gauda laminado (y queso rallado para gratinar)
  • Albahaca, ajo en polvo, sal y orégano

Preparación

Colocar en una olla con agua los zapallitos y cocer hasta que puedas meter un cuchillo fácilmente. Mientras tanto, en otra olla, rallar la zanahoria y cortar en cubitos el pimentón y poner a freir con un chorrito de aceite. Cuando hierva el agua, echar el arroz a la olla con las verduras y freir hasta que tome color, bajar el fuego al mínimo y echar 3 tazas de agua recién hervida; para que quede mas graneadito el arroz, la tercera taza debe debe tener un poquito menos de agua. Dejar cocer unos 15 minutos hasta que evapore el agua.

En un sartén freir la cebolla cortada en cubitos pequeños hasta que este cristalina y agrege la carne. Sazonar a gusto y dejar cocinar a fuego lento. 

Partir a lo largo los zapallitos italianos y con una cuchara, CUIDADOSAMENTE, retirar la pulpa cocida y reservar las cáscaras en una placa de horno forrada en papel aluminio. Hay gente que la pica, pero yo prefiero molerla o procesarla, porque en mi casa son medios mañositos con las verduras. Echar esta pulpa la carne y dejar hervir unos minutos. Retirar del fuego y mezclar el arroz con este pino en un bowl grande. 

Finalmente armar los zapallitos con un poco de esta mezcla en cada mitad, y sobre ésta colocar una lonja de queso y un poco de queso parmesano con orégano para gratinar (queda un color hermoso y un sabor...dicen... inigualable) y colocar en el horno hasta que se dore. 


Lo mas simpático de este plato es que es apto para vegetarianos/veganos, pues colocarle carne y queso es opcional y queda igual de rico, por ejemplo, con un pino de champiñones. ¡Ñami Ñami! Si fuera por mi, lo comería así, pero en mi caso, tengo que agregarle proteínas al cuerpo ¡sino voy a desaparecer! Jajaja

Un abrazo enooooooooooooooorme

La Flaca

Queque Chilensis de naranja con nueces

Escrito por recetasdelaflaca 22-01-2015 en Dulces. Comentarios (0)

En mi casa es típico que luego de almorzar yo diga: ¿Que hago para la oncecita? En lo que cada quien responde sus preferencias pasteleras, como kuchen, pie de limón, galletas, etc. La única manera de mantener contentos a todos y no trabajar en exceso, es haciendo el tonto queque chilensis, ese mismo que "hincha como sapo" cuando se come caliente pero que es irresistible apenas comienza a salir el olorcito del horno. NADIE le dice que no a un queque... Bueno... ninguna persona con una alimentacion normal, como NO es mi caso, pero mientras, disfruto preparándoselos a mi querida familia, de acuerdo a los gustos de cada uno. 


Ingredientes

  • 4 Huevos
  • 1/2 pan de mantequilla, si quieres ocupar margarina agrégale unas dos cucharadas más
  • 1 naranja
  • 1 taza de nueces picadas
  • Leche
  • Harina
  • Polvos de Hornear

Preparación

En un bowl pequeño colocar la mantequilla con el azúcar y batir suavemente, agregar los huevos con la ralladura de toda la naranja y un poquito de su jugo y revolver hasta tener una pasta homogénea. Ir agregando alternadamente 1 taza de leche y 1 taza de harina cernida, sucesivamente hasta que alcance la cantidad de mezcla que usted desea (en el horno sube al rededor de 1/4 a 1/2 de su tamaño original). La consistencia de este atractivo engrudo no puede ser ni muy líquida, ni muy sólida, algo así como una crema batida. Como fuimos aumentando la mezcla, debemos ir tanteando el dulzor para que no quede desabrido, sobretodo si le vamos a echar nueces, dado que éstas le dan un poquito de amargor. ¡Tranquilo, no te morirás probando la mezcla cruda! Conozco gente que incluso se toma una taza entera del engrudo... DIUH... pero en gustos nada escrito, dicen por ahi... Finalmente agrega las nueces y unas cuantas cucharadas de polvos de hornear. Enmantequilla el molde que ocuparás y vierte la mezcla sobre él. El horno debe estar precalentado unos 10 a 15 minutos antes de meter el queque. Cocine a fuego medio, de 180 a 200° unos 15 a 20 minutos, para ver si esta cocido, meter hasta el fondo, un palito de brocheta o un cuchillo; cuando lo saques debe estar completamente limpio . CUIDADO no abras muchas veces el horno para verificar, porque este tipo de mezclas suelen ser mañosas y se bajan con los cambios de temperatura.


OJO esta es MI receta del queque chileno, hay gente mas antigua y tradicionalista que separa los huevos y bate las claras a punto de nieve aparte, y luego mezcla todo. ¡Lo he hecho de las dos formas y queda el mismo queque, pero ahí ustedes deciden!

Un abrazo dulzón 

La flaca

Pollo Arvejado de mami

Escrito por recetasdelaflaca 19-01-2015 en Carnes. Comentarios (0)

Creo que ya es hora de compartir mi pasión por una de las mejores carnes del universo entero: EL POLLO 

Si bien no desmerezco a la hermosa carne vacuno, a la cual no puedo dejar, imposible; el pollo tiene las tiene todas: tiene menos grasa y es tremendamente versátil a la hora de cocinarla, en ensaladas, guisos, agridulce, picante, etc. Además es fácil de conseguir y a veces más económica. A eso sumale una de las mejores leguminosas, las arvejas/alverjas/ayvergas(?), de un saborcito dulzón, y una textura inigualable. Tuve que preferirlas antes que el choclo o el arroz cuando me puse a dieta, y no fue un gran sacrificio; aprendí a amarlas.


Ingredientes (Para 4 porciones)
  • Una pechuga de pollo (pueden ser trutos cortos también, pero si son medios complicados con los sabores del pollo...como mi sante madre, prefieran la pechuga siempre)
  • Un zanahoria
  • Medio pimentón rojo
  • Una cebolla pequeña
  • Vino Blanco
  • 2-3 tazas de arvejas 
  • Aliños: Mi siempre fiel merkén, laurel, sal y pimienta
Preparacion

Retire el cuero de la pechuga y troce en 4, reserve en agua caliente con sal; ¿Para qué? Bueno, ésta es una de las técnicas de mi madre querida, pasadas de generación en generación, para que no quede tan pesado el sabor del pollo. 

En una tabla, pique en cubitos muy pequeños la cebolla, el pimentón y la cebolla. Colocar aceite de oliva en una olla y freir estas verduras a fuego lento hasta que esté cristalina la cebolla. Subir el fuego y agregar los trozos de pollo para sellarlos, es decir, hasta que tomen un color dorado (estarán crudos por dentro todavía), volver a bajar el fuego y agregar el vino blanco hasta cubrir por completo. Agregar una hojita de laurel, merkén (si gustas de lo picante como yo) y salpimentar a gusto. Tapar la olla y dejar cocinar unos 45 minutos a fuego lento. De igual forma anda revisando la cocción, nadie quiere pollo crudo, además mientras más tiempo se le da, mas sustancioso (y por lo tanto mas rico) queda el caldo luego. 

¡Y llegó la guinda de la torta! Finalmente agregue las arvejitas y siga cocinando hasta que estén blanditas.

Mi progenitora dice que el pollo arvejado DEBE ser acompañado por papas fritas y nada más que papas fritas. Por mi parte prefiero comerme un plato hondo con una presa de pollo y MUUUUUUUUUUUUUCHAS arvejas y caldo (que queda muy sabroso).

¡ÑAMI saludos!

La Flaca


Galletitas de Avena

Escrito por recetasdelaflaca 17-01-2015 en Dulces. Comentarios (0)

Una de mis mejores amigas decidió hacer un cambio en su vida y sacó varias cosas "ricas" de su dieta. Yo como buena amigui la apoyo en todo mientras no se salga de control y todo el blabla que eso significa porque de verdad la quiero un montón. Ella adoooora todo lo que cocino, y siempre le llevaba algún que otro regalito dulce. Para seguir regaloneandola decidí buscar algo mas light y encontré estas facilisimas galletitas saludables, especiales para una oncecita rica, remojadas con leche (descremada si estas en lo diet) o tecito. 


Ingredientes
  • 1 taza de harina
  • 3 tazas de avena
  • 20 cucharadas de aceite de canola (o cualquier aceite de origen vegetal)
  • endulzante (sucralosa, stevia, o incluso con miel)
  • 1 huevo
  • 1/2 taza de leche descremada
  • polvos de hornear
  • esencia de vainilla
Preparación
En un bowl colocar la harina cernida, los polvos de hornear, la avena y mezclar bien. Aparte mezclar el aceite con el huevo y la leche y agregar endulzante a gusto y unas gotitas de esencia de vainilla. Unir con los secos hasta tener una masa relativamente homogénea (relativamente, porque igual queda grumosa con la avena), formar pequeñas bolitas, aplastarlas y colocarlas en una bandeja de horno enharinado (esto se hace pasando con una servilleta con aceite por toda la bandeja y espolvoreando luego un poco de harina). Colocar la bandeja en un horno a 200°C por unos 15 a 20 minutos. Estan listas cuando comience a dorarse en las orillas ¡Que no te queden duras!
Ojalá las disfruten y obvio,¡ apoyemos una alimentación mas saludable!
Un abracito
La Flaca

Fantasía de Pebre

Escrito por recetasdelaflaca 16-01-2015 en Otros. Comentarios (0)

Hoy hubo una especie de trueque (permutacion) entre un jueves común y silvestre con un domingo veraniego y en mi casa almorzamos un rico asado con la familia. Hace ya un tiempo que me reconcilié con las carnes rojas, dado que tienen un poquito mas de grasa que las blancas, y ha sido hermoso volver a ser una carnívora nata, de esas que les gusta la carne casi cruda. Y bueno, ya soy famosa por un pebre de receta original con el que acompaño estos almuerzos domingueros; se puede sentir el sabor de cada ingrediente y luego... pica como el diablo, una buena forma de acompañar las carnes, el típico choripan o solo con la confiable marraqueta para esperar mientras se cocina. Soy media malintencionada con las cantidades de ají, pero ahí ustedes pueden ir tanteando. 

¡Cuidado con el efecto campana! (Pica cuando entra y repica cuando sale)


Ingredientes

  • 1 ají verde
  • 3 tomates
  • 2 cebollines (aquí comenzamos con mi toque propio)
  • Medio pimentón verde y/o rojo
  • Jugo de limón
  • Aceite
  • Cilantro
  • Sal, Pimienta, MERKEN, Romero, Albahaca
Preparación

Se corta el cebollín entero (hasta el tallo verde) lo mas pequeño que se desee, en general yo los voy cortando como en láminas y luego los voy deshaciendo en los aritos de cebollín. También pique en cubitos el pimentón y los tomates e incorpore todo en un bowl. Abra el ají verde y retire la venita y las pepas (yo lo hago con todo porque soy muy malvada muajaja), ¡TEN CUIDADO! Ni se te ocurra restregarte los ojos o rascarte la nariz porque será lo último que recuerdes de tu pebre; pique lo mas pequeño posible e incorpore a los demás ingredientes. Ve agregando el jugo de limón sin que quede demasiado aguado. Como secreto íntimo le echo también un poco de agua hervida. Lava y pica pequeño el cilantro e incorpora. Aliña a gusto, el merken es un toque importante porque le da un saborcito más ahumado. Por último agrega una gotita de aceite para emulcionar. 

Lo mejor es dejarlo reposar un poco y, por supuesto, ir cuchareando mientras se abre el hambre con el olorcito a carbon y grasa quemada del asado. ¡Disfruta con precaución!

Un abrazo

La flaca