Un poco de yo

Escrito por recetasdelaflaca 13-01-2015 en Sobre mi. Comentarios (0)

Bien, me dieron poco espacio para explayarme en la descripción "larga" (175 caracteres? en serio?), así que mi primer post será para contar un poco de mi historia. 

Suena algo paradójico el cómo me enfrento a la comida; hace un par de años caí en una depresión feita y junto con ella un trastorno alimenticio muy parecido a la anorexia. Antes de eso, era considerada una niña.... "rellenita", la cual no podía ponerse cualquier tipo de ropa, porque se podría ver... tal como dice el buen chileno, como "arrollao'e huaso". Cuento corto, al entrar en la hermosa etapa de la adolescencia, me llevaron a cierta nutricionista y me dijeron que tenía resistencia a la insulina, enfermedad común en niños y adolescentes con pésimos hábitos alimenticios (a lo que se le sumaban antecedentes familiares), sumado a que estaba -y cito-: "Bien pasaíta de peso", por lo que me pondrían a una dieta estrictísima, con un cuaderno donde debía detallar CADA UNA de mis comidas, con horarios y porciones. 

¡Crash, pum, kabum! Bajé de peso, me gustó bajar de peso y no pude parar.

Bajé 20 kilos en 3 meses.

Actualmente debo subir 3 kilos para poder salir del "peligro".

Una doctora luego me dijo que había nacido con este asunto de la insulina y que hormonalmente tendía a engordar. Se me cayó el mundo. Los odié a todos y me odié a mi. 

PAAAAAARAAALELAMENTE siempre me gusto cocinar. Desde chica me gusto estar metida en la cocina mientras mi mamá o mi nana hacían cositas dulces y de las cosas que mas me acuerdo de mi infancia fue el momento en el que pude hacer un queque yo sola. Con mi papá, aprendí a hacer lasagna con salsa bolognesa (bueno, la parte importante es la salsa), y a diferenciar cortes de carne vacuno. Mi básica fue en un colegio de monjas de niñitas (por favor, gente, nunca pongan a sus hijas en colegios asi) en donde la asignatura de "tecnología" desde 7mo básico se dividía en un semestre como curso de cocina y en el otro como curso de costurería... Super siglo XXI. La cosa es que aprendí a hacer mas cosas que queques y salsa de tomate y luego de que me cambie de colegio, seguí buscando más y más por aprender.

Con el tema de la superdieta mágica, había un montón de cosas que no podía comer, y como desafío busqué formas de comer mas rico lo que si tenía permitido. Aprendí a comer verduras, desde tomate, palmitos, coliflor, brocoli hasta beterraga. Amé las berenjenas y el zapallo (camote e italiano). Supe que existían mas cosas que solo la carne roja y los fideos y me encantó. 

Como terapia me sugirieron que siguiera cocinando, y buscara el placer, todavía trabajo en eso, pero por lo menos disfruto de ciertas cosas y cada día un poquito más. Dentro de las cosas que mas me gusta de cocinar, es que me encanta ver como lo disfruta mi familia; hay veces que hago kuchen o pie de limon y cosas dulces, que no como, pero que con la cara que ponen mis hermanos o mis papás me doy por pagada. Espero de corazón poder volver a probar ese tipo de cosas. En la cocina soy YO y nadie mas que YO, me siento poderosa y dueña de todo y, siendo un poco obsesiva, es MI lugar. Podría sacarle una foto a mi pieza y compararla con la cocina, cuyo orden se deben mayoritariamente a mi, y verían una gran diferencia jajaja. 

Bueno, creo que el propósito de este blog es una nueva etapa de esta terapia y una manera de expresar como me siento, sin tanto juicio y preocupación. 

Muchas gracias por las visitas!

Un abrazo gigante!

La Flaca